Español English English

PREPARACIÓN DEL PACIENTE

Preparación del paciente para el estudio endoscópico digestivo:

El estudio endoscópico del sistema digestivo incluye la realización de una gastroduodenoscopia y de una colonoscopia en la misma sesión, atendiendo a las recomendaciones del Gastrointestinal Standardization Group de la World Small Animal Veterinary Association (WSAVA), siendo ambos procedimientos no invasivos e indoloros. La gastroduodenoscopia consiste en la exploración del esófago, estómago y la porción anterior del duodeno, mediante una cámara introducida a través de la boca del paciente. Por su parte la colonoscopia consiste en un procedimiento no invasivo e indoloro mediante el cuál exploraremos el colon y tramos finales del aparato digestivo mediante una cámara introducida por el recto.

Para su realización, es necesario preparar al paciente previamente de cara a evitar la presencia de comida y heces en el tracto digestivo y obtener asi las mejores condiciones para una óptima exploracion endoscópica. Los pasos a seguir para la preparación del paciente para una endoscopia digestiva que incluye una exploración superior (gastroduodenoscopia) e inferior (colonoscopia), son los siguientes:

Desde las 72 horas previas al estudio endoscópico digestivo, administrar dieta baja en residuos (pollo, jamón de York, queso tierno…) junto a un laxante de contacto que estimule la motilidad intestinal (consultar con el equipo del CVMIC las opciones existentes para cada tipo de paciente en función de la especie, edad y peso).

Desde las 48 horas previas al estudio endoscópico digestivo, guardar ayuno estricto (consultar el perfil de ayuno prequirúrgico.)

4 horas antes del estudio endoscópico digestivo, retirar el agua.

Queremos agradecer de antemano su paciencia, ya que entendemos que son procedimientos engorrosos pero son la única manera que tenemos de obtener un buen diagnóstico.